viernes, 30 de noviembre de 2012

TRADEVO


DE TAPAS

Los gastrobares están de moda pero no todos son para tenerlos en cuenta, en este caso sí. Se trata de un establecimiento sencillo sin grandes pretensione y centrado únicamente en la comida. 
Una comida entre tapas y raciones que ofrece propuestas tales como "jambas al ajillo desestructuradas" que más que comerlas se beben, propuestas bien acabadas pero quizás un poco escasas.
La materia prima de primera calidad es un valor a tener en cuenta, siempre según mercado.
La oferta de vinos no es muy amplia pero no por ello tiene algunas etiquetas atractivas.
Es un sitio recomendable y que seguro que tendrá un buen recorrido.




domingo, 18 de noviembre de 2012

EL BOHIO


A TODO SABOR

Se dice que es uno de los mejores restaurantes de Madrid fuera de Madrid, ubicado a mitad de camino hacia Toledo en la localidad de Illescas.
Unas mesas dirigidas por la tercera generación de una familia de hosteleros a cargo de las manos de Pepe Rodríguez Rey uno de los chef más refutados y con muchos premios a sus espaldas, tiene una estrella Michelin.
Lo más importante, por supuesto, es la comida que se sirve, una comida castellana que viaja de una raices básicas a un nivel muy sutil, un nivel de creatividad y vanguardia. Se nota el paso de su chef por El Bulli entre otros. 
Se dice que su carta de vinos es una enciclopedia por tomos, ha recibido también prestigiosos premios y cuando vas a elegir el vino, te traen unos siete tomos, cada uno dedicado a los distintos tipos. Un placer y una gran responsabilidad elegir que vas a beber.
Un lugar imprescindible de sólo 9 mesas para satisfacer nuestros sentidos.

EL BOHIO 
Avda. Castilla-La Mancha, 81
Illescas (Madrid)


 

sábado, 17 de noviembre de 2012

NIKKEI 225



A TODO SABOR

No hay cocina sin comensal, una premisa que ha guiado siempre al equipo responsable de Nikkei 225. Una oferta gastronómica que viaja a la tradicional y recta cocina japonesa y a la ecléctica cocina peruana, ofreciendo una carta llena de fusiones para satisfacer los paladares.
Los sabores y el respeto de la materia prima son muy importantes, sabores ligeros, cítricos, picantes, umami, un tratamiento depurado de lo mejor de cada cocina.
El responsable de todo esto es Luís Arévalo, peruano de nacimiento, que desde muy joven bebió de las fuentes de la comida japo-peruana en algunos restaurantes de Perú y que tras su paso por las mejores barras de sushi de Madrid está capitaneando este proyecto con firmeza.
Date una vuelta por el sabor en un local con carácter.