lunes, 10 de diciembre de 2012

LAS MUSAS



Un establecimiento que en los años 80´s se convirtió en uno de los epicentros de la famosa movida madrileña es ahora un restaurante con mucho sabor.
Aunque la afluencia turística sea grande no hay que huir de él, ya que la relación calidad-precio es equilibrada y su carta atractiva donde probar algunos de los platos más típicos de la cocina local.
Una decoración moderna en varias alturas con vistas da paso a unos espacios blancos con detalles manchegos pero que deja protagonismo a la comida.
Una comida que se basa en los productos y recetas locales con raciones generosas, y buena presentación.
Una carta de vinos correcta, postres caseros y buen servicio hacen que sea un buen sitio para comer después de un paseo por los molinos de Campo de Criptana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario