viernes, 30 de marzo de 2012

MARUCHO


Se podría decir que es el lugar más entrañable de Santander, no sólo su personal que está conformado por la familia propietaria sino también por el local y como no, su pescado y marisco.

Un pescado y marisco que conforman su carta nada inferior con respecto a restaurantes más serios.
Una pequeña taberna marinera, llena de gente disfrutando de las viandas que te ofrecen, donde comerás codo con codo con los demás comensales pero que es imprescindible no perderse.
No olvidaros de pedir almejas son sublimes.

Marucho
C/ Tetuan, 21
Santander



jueves, 29 de marzo de 2012

LA POSADA DEL MAR


Un clásico de Santander y considerado con uno de los mejores de la ciudad. Un local sencillo y agradable con unas mesas que invitan a degustar con tranquilidad una buena comida.
Una carta clásica a base de materias primas de temporada y con una extraordinaria calidad, no hay que perderse la merluza y las gambas a la plancha, entre otros platos.
Una buena bodega de vinos con bastantes referencias y un servicio correcto que es seguido muy detenidamente por su propietario "Tomás" que con toda seguridad, una vez estés en la mesa vendrá a saludarte personalmente y revisar que todo va bien.


viernes, 23 de marzo de 2012

LA BOLA


Historia en la cocina y tradición están presentes en esta taberna-restaurante de Madrid que abrió sus puertos hacia 1802 como botillería, pero que fue en 1870 cuando una asturiana, la verdadera matriarca de la saga que aún lo sigue regentando lo conviertió en restaurante.
La familia verdasco sigue llevando las riendas, ofreciéndo un cocido madrileño, que las crónicas del siglo XIX ya hablaba de los tres tipos de cocidos que en distintas horas se servían y que contaban con clientes desde obreros a senadores.
Un rincón de Madrid que mantiene el plato típico, hecho en puchero de barro y al carbón de encina.