martes, 24 de febrero de 2015

REÑÉ



Ubicado en una antigua pastelería de más de 100 años, es un lugar con mucho encanto, un sitio de los que poco van quedando en Barcelona. Cuando entras es como si viajaras al pasado, un pasado modernista que tanta belleza urbanística y decorativa vistió a la ciudad a principios del siglo XX.
De tapas o de carta en comida formal son las opciones que puedes elegir, dentro leemos platos de toda la vida, platos de carne, pescado, mariscos o guisos, nombres tradicionales, como ensaladilla, albóndigas, patatas bravas, una más que se apunta a la tendencia de recuperar la tapa clásica.
En pleno centro de la ciudad, es un lugar que podeis incluir en vuestra ruta para conocer el modernismo, culminando con una comida decorada en este estilo.




viernes, 13 de febrero de 2015

CELSO Y MANOLO


Celso y Manolo Fotografía @Pablo Zamora

La moda de los gastrobares no cesa pero parece que empieza a atisbarse una nueva generación de sitios que van apostar decididamente por una vuelta al comienzo, a las raíces. 
En pleno centro de Madrid está CELSO Y MANOLO, una taberna del siglo XXI que tiene una historia muy entrañabe detrás y que es una apuesta fuerte por la calidad y el buen hacer de los hermanos Arguelles.
Cuando entras tiene un aspecto sobrio pero nada más mirar su barra te da una idea que allí se cuece algo importante, aún recordamos los increíbles tomates que estaban en un cesto. 
Nada de lujos en la decoración, no hace falta, el lujo está en el plato, la carta es tradicional sin artificios, de lo probado todo merece una mención, las mejores rabas, la ensaladilla de la casa sublime, una carne a la brasa perfecta en su ejecución y para rematar unas verduras de primera ligeramente salteadas, sublimes.
Importante no olvidar al equipo, te atienden de maravilla, estás en manos muy profesionales y que aman lo que hacen.
Madrid ya tiene otro sitio de culto, sólo deseamos que nunca pierda su esencia.